Tu peso y nutrición

Comer lento y cuatro veces al día ayuda a mantenerse delgado

Te has pregunta si comer lentamente te ayudará a reducir los niveles de grasa, pues acá te dejamos una investigación realizada por el Instituto de Ciencia y Tecnología de la Nutrición (ICTAN)

Por BBC Salud

Los adolescentes que siguen ciertos hábitos alimenticios, como comer lentamente y consumir cuatro comidas o más al día, tienen menores niveles de grasa corporal, independientemente del ejercicio que hagan, revela un estudio en España. Los investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología de la Nutrición (ICTAN) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, estudiaron cerca de 2.000 adolescentes de entre 13 y 18 años en cinco ciudades españolas.

Los adolescentes más delgados consumían más de cuatro alimentos al día y más lentamente. Por BBC Salud

Comer más y más lento

Los resultados, como explica la doctora Gómez mostraron que los pliegues cutáneos y la circunferencia de cintura eran menores entre los adolescentes que consumían más de cuatro comidas.
Estos incluían: un refrigerio a media mañana, un refrigerio a medio día y cuatro comidas cada día.
Y según el estudio, los delgados también pasaban más tiempo del normal en cada comida.
“Nuestros resultados muestran que el consumo de un refrigerio a media mañana, un refrigerio a medio día, consumir más de cuatro comidas al día y pasar un tiempo adecuado en estas comidas son hábitos dietéticos importantes asociados con un nivel más bajo de grasa corporal en adolescentes españoles” dice la doctora Gómez.

El estudio mostró además que los adolescentes que consumían desayuno regularmente eran más delgados que los que se saltaban este alimento. Y los beneficios se observaron principalmente entre los varones que no llevaban a cabo ninguna actividad física en el día.

Dieta especial

El crecimiento que experimentan los jóvenes durante la pubertad -desarrollan casi 20% de altura y 50% de masa muscular y ósea- determina sus necesidades nutricionales.
Según la doctora Gómez, “durante la adolescencia se requiere una enorme cantidad de energía y nutrientes y se debe diseñar una dieta para satisfacer esas necesidades, especialmente con tres importantes minerales: calcio, hierro y zinc”.
La recomendación para los adolescentes, agrega la investigadora, es que incluyan en sus alimentos tres o cuatro vasos de leche o yogur para obtener calcio, vitamina D y riboflavina; cinco o más porciones de frutas y vegetales; dos porciones de alimentos proteínicos magros; de seis a doce porciones de cereal, pasta, arroz y papas y consumir con moderación alimentos ricos en grasas y azúcar.

“Como conclusión podemos decir que determinados hábitos como comer menos de 4 veces al día o muy deprisa están asociados con mayor cantidad de grasa corporal en nuestros adolescentes” afirma la investigadora.

Puedes leer la nota completa en: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/06/120621_obesidad_habitos_adolescentes_men.shtml

 
 
 

ADOLESCENTES EN PELIGRO POR UNA DIETA INADECUADA

Según un estudio, la mayoría de adolescentes no consumen suficientes fuentes de fibra, y por esto corren riesgo.
 

En un estudio reciente, un grupo de investigadores observó a adolescentes de 14 a 18 años en Augusta, Georgia, y hallaron que consumían en promedio alrededor de un tercio de la cantidad diaria recomendada de fibra. Apenas alrededor del 1% de los adolescentes cumplía con la ingesta diaria de fibra recomendada de 28 gramos para las chicas y 38 gramos para los chicos.

Los adolescentes que no consumían suficiente fibra tendían a tener vientres más grandes y niveles más altos de factores inflamatorios en la sangre. Ambas afecciones son importantes factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular y la diabetes, advirtieron los investigadores de la Universidad de Ciencias de la Salud de Georgia.

Aunque el estudio halló una asociación entre las dietas bajas en fibra y que los adolescentes tuvieran factores de riesgo, no probó una relación causal. El estudio, que aparece en la edición del 1.º de junio de la revista Journal Of Clinical Endocrinology And Metabolism, también halló que una dieta baja en fibra se asociaba con niveles más altos de grasa total en las chicas, pero no en los chicos.

“El sencillo mensaje es que los adolescentes deben comer más frutas, verduras y granos integrales”, señaló en un comunicado de prensa de la universidad el primer autor del estudio y biólogo de los huesos, el Dr. Norman Pollock. “Debemos enfatizar las recomendaciones de aumentar la ingesta de fibra”, publica el sitio MiDieta.com

Los alimentos ricos en fibra incluyen los granos, cereales, legumbres, y ciertas frutas y verduras.

Tomado de La Prensa Gráfica el 18/06/12 en http://www.laprensagrafica.com/mujer/plan-bella/267850-adolescentes-en-peligro-por-una-dieta-inadecuada.html

SALUD DE ESTUDIANTES EN RIESGO POR MALA ALIMENTACIÓN

El médico de la Clínica Estudiantil de la UCA, Marvin Colorado, informó que cerca de un 80% del alumnado presenta malos hábitos alimenticios.
 


Colitis, problemas de colesterol, diabetes, hipertensión arterial son algunos padecimientos que  sufre el alumnado universitario debido a los inadecuados hábitos al ingerir alimentos.

Según la nutricionista, graduada de la Universidad Federal de Brasil, Doris Cornejo, los estudiantes universitarios tienden a consumir con mayor frecuencia “energía barata”, contenida en carbohidratos de bajo costo, golosinas empacadas, bebidas carbonatadas y refrescos artificiales. Estos alimentos se encuentran en pan dulce industrial, boquitas, gaseosas y jugos enlatados.

Si bien aportan energía para una jornada de estudio y satisfacen el hambre, esto no significa que provean de nutrientes que el cuerpo humano necesita. Por el contrario, generan exceso de acumulación de azúcar y grasa. Los estudiantes opinan que por el tiempo que les exige las clases, se les facilita consumir este tipo de comidas. “En una emergencia (de llegar tarde a clase) sólo comprás un jugo de cartón, y no tenés miedo de que se te derrame en el pupitre. Los jugos naturales son buenos, pero es incómodo tener una bolsa con pajilla cerca de los cuadernos”, opinó Fernando Carranza, de 20 años, alumno de Economía de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, UCA, en Antiguo Cuscatlán, departamento de La Libertad.

Para la edad de un universitario y por la actividad física e intelectual que realiza, necesita consumir granos, cereales, productos derivados de la leche y carnes, así como otros alimentos de origen animal.

Por otra parte, dejar de desayunar por ahorrar tiempo o por seguir una dieta es perjudicial. De acuerdo con los profesionales en la salud, el desayuno aporta el 25% de la energía del día, la cual brinda una mayor concentración y rendimiento en los estudios. Además el cuerpo necesita de ella luego de dormir. Entonces saltarse ese tiempo de comida puede causar hambre descontrolada que lleva a comer en exceso. De aquí la concepción errada de que no desayunar contribuye a bajar de peso.

El paso hacia los males

El médico de la Clínica Estudiantil de la UCA, Marvin Colorado, informó que cerca de un 80% del alumnado presenta malos hábitos alimenticios. El dato es en base a las consultas que realiza en su consultorio. “El que consuman comida chatarra, grasas saturadas o coman en desorden puede generar trastornos en la mucosa gástrica y en la mucosa intestinal, provocando enfermedades como el síndrome de colon irritable, problemas elevados de colesterol, azúcar elevado en sangre”, explica el Dr. Colorado.

Estos padecimientos se presentaban a los 40 años, sin embargo actualmente son los jóvenes los que padecen estos problemas. La oferta de las empresas alimenticias, el llevar una vida apresurada y la falta de ejercicio son factores que inciden en la aparición de estas enfermedades a una edad temprana.

Otras consecuencias que también se manifiestan son los dificultades de la vista, mala calidad de las uñas y problemas renales por la falta de líquido. “Hay jóvenes que consumen líquidos hasta en la noche, hasta que llegan a sus casas. Por lo que le resto del día se privan de tomar agua”, criticó Cornejo.

El sentido de la vanidad

Cornejo menciona que la población estudiantil femenina es quien experimenta con mayor frecuencia los males. El alto sentido de la vanidad y obtener una figura socialmente aceptada las conduce a adoptar hábitos de alimentación que terminan afectando su salud. Karen Granados, estudiante de economía de 21 años, confesó que casi nunca desayuna, porque está pasada de peso, “mejor hago un buen almuerzo, y en la cena trato de no comer cosas grasosas”.

Para la especialista del Centro Wyeth en Nutrición, en San Salvador, Ivette Barrientos, las jóvenes tienden a consumir alimentos bajos en contenido calórico, pero después lo compensan con otro de mayor contenido en grasa. “Por ejemplo, en el desayuno sólo comen una fruta y a media mañana se están comiendo una dona con gaseosa”, concluyó.

En este sentido, una empleada del cafetín El castorcito, en los alrededores de la UCA, expresó que en el menú no pueden faltar las pupusas, las gaseosas y los jugos en lata: “Es lo que más piden los jóvenes, y uno está atento a lo que ellos les gusta para poder vender cada día”.

Por otra parte, Barrientos señaló que los universitarios y universitarias llegan a las consultas de nutrición preocupados por lucir mejor que por mejorar su salud. El sector femenino desea llegar a un peso ideal para sentirse atractivo, mientras que el masculino estima esfuerzos para obtener una complexión fuerte.

Ligia Ramírez, de 21 años, estudiante de Ciencias Jurídicas de la UCA, acepta que asistió a una consulta nutricional en una feria de salud promovida en esta universidad, “porque dicen que estoy muy delgada y quiero ver qué puedo comer para verme mejor”.

En cambio, Rubén Zamora, de 22 años, de Administración de Empresas de la misma universidad, reconoció que por estar inscrito en un gimnasio necesita conocer qué alimentos son los indicados para que su rutina de ejercicios ofrezca los beneficios esperados.

De acuerdo con la Licda. Barrientos, la familia es el principal agente que regula los hábitos de alimentación entre la juventud, porque es ella quien decide qué alimentos se deben consumir en la casa. “De ella depende ofrecer menús equilibrados y variados”, recordó la especialista.

En segundo lugar se ubica la escuela, como institución responsable de brindar orientación sobre la alimentación balanceada entre los estudiantes y en tercer lugar están las empresas alimenticias, las cuales lanzan al mercado productos de bajo contenido proteínico. Todos y todas influyen, aunque la decisión final es de la persona que come.

Escrito y fotografía por Margarita SalgueroNota tomada y modificada el 8/06/2012 a través de ComUnica


Puedes consultar la nota en ComUnica en línea: http://www.uca.edu.sv/virtual/comunica/archivo/abr272007/notas/nota24.htm

Jóvenes más expuestos a padecer hipertensión


El 20% de la población salvadoreña sufre de hipertensión arterial , según una encuesta de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), efectuada hace algunos años, explicó Raúl Palomo, coordinador de la Unidad de Control de Atención Integral a Enfermedades Prevalentes. 

La enfermedad cada vez afecta a más adolescentes. Exceso de peso, inactividad física, tabaco y alimentación inadecuada provocan la enfermedad que deriva en el aumento de la presión arterial hasta provocar que el corazón trabaje más para hacer circular la sangre.

La hipertensión a pesar de que tiene un factor de riesgo biológico, la mayoría de los factores asociados al aparecimiento son por el estilo de vida ”, manifestó Palomo.
No hacerlo podría generar infartos e insuficiencia renal. Por lo anterior es necesario que  identifiques síntomas, como hipertensión, dolor de cabeza y sudoración.

Cada vez más personas jóvenes padecen de hipertensión. Después de los 40 años se debe controlar la presión arterial, concluyó.

Escrito por Loida Martínez Avelar / La Prensa Gráfica

Puedes leer la nota en: http://www.laprensagrafica.com/el-salvador/social/264455-el-20-de-la-poblacion-es-hipertenso.html.
Modificada y Recuperada el 12/ junio/ 2012
Infografía: http://www.saludenfamilia.com.ar/noticia.php?id=11064
 
 

¿Consumir carne roja produce cáncer?

Es muy común que en la mayoría de restaurantes o comedores que frecuentes el menú esté encabezado por carne asada, carne en salsa, lomo a la plancha, churrasco etc. Una que otra vez, tal vez escuchaste que la carne es la fuente más rica en proteínas para el ser humano; ¿pero sabes en realidad lo que implica comer carne a diario?.

Un estudio realizado por la Universidad de Harvard, en la ciudad de Cambridge, Massachusetts, de Estados Unidos, reveló que las carnes rojas pueden cobrar un alto precio a aquellas personas que la consumen a diario. Esto es debido a que aumentan el riesgo de padecer cáncer e incluso pueden acelerar la muerte. Además, reveló que el consumo de embutidos que contienen grasas saturadas, sodio, nitritos y otros componentes, están vinculados a muchas enfermedades crónicas. Lo curioso es que, según un estudio realizado por la Universidad de El Salvador (UES), es una de las enfermedades y muertes más frecuentes en el país.

Para prevenir enfermedades como estas, la Organización Mundial de la Salud, OMS, te recomienda que puedes incluir ricas frutas y verduras en tu alimentación diaria, o bien combínala con carne blanca en pequeñas porciones.

Por Karen Arévalo

Infografía tomada de: http://www.laopiniondemichoacan.com.mx/hemeroteca2009_/agosto2010/principal/02/infografia.html

Ejercicios fáciles para hacer en casa

¿Hace cuánto que no te tomas el tiempo para la actividad física? Las corridas que realizamos a diario cuentan, pero no es suficiente si es el único ejercicio que hacemos. Si deseamos ayudar a la mejora de nuestra salud,  hacer estos tres ejercicios de fuerza en casa es un buen comienzo.  Estos te ayudarán a desarrollar músculos para que mejores tu metabolismo y mantengas tus articulaciones en buen estado, ¡y lo mejor es que no necesitas de equipo especial ni gran inversión de tiempo!

Tomado de: http://kidshealth.org/teen/en_espanol/cuerpo/easy_exercises_esp.html
Anuncios