Buscan prevenir suicidio en adolescentes embarazadas

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) inició en abril la preparación, con los ministerios de Salud de El Salvador, Guatemala, Honduras y Perú, de una investigación que permita establecer la relación que existe entre suicidio, embarazo y muertes maternas.
 
Foto de Diario Digital Contrapunto

El objetivo de la investigación es crear mecanismos que ayuden a prevenir los casos de suicidio en adolescentes en estado de embarazo.

“La relación entre el suicidio y la salud sexual y reproductiva no ha recibido suficiente atención por parte de las políticas públicas, porque la investigación y los datos disponibles al respecto son escasos y porque los determinantes sociales asociados a ambos fenómenos son complejos y culturalmente sensibles”, especificó la representante de UNFPA en El Salvador, Elena Zúñiga, justificando la investigación.

Se espera que los resultados preliminares de la investigación estén disponibles a finales de este año. La titular del Ministerio de Salud, María Isabel Rodríguez cataloga la investigación como un “paso importante” que permitirá la reducción de la mortalidad materna en el país.

“En nuestro país cada día vemos con gran preocupación la cantidad de niñas adolescentes y con serios problemas, quienes generalmente son niñas en abandono que no tienen respuesta”, por lo que el estudio “debería ser de una línea de investigación altamente prioritaria (…) y esperamos que sea una línea de trabajo permanente y que nos permita tener un monitoreo permanente para caracterizar esta grave situación y detenerla”, dijo Rodríguez.

La representante de UNFPA dijo, basándose en el Sistema de Vigilancia de Muerte Materna del Ministerio de Salud de El Salvador, que en 2011 el suicidio representó la tercera causa de muerte materna, después de los trastornos hipertensivos y de la hemorragia asociada al embarazo.

Sin embargo Zúñiga señaló que la muerte entre adolescentes de diez a 19 años es el suicidio y la mitad de éstas estaban embarazadas, esto también basados en datos del Ministerio de Salud.

Según datos publicados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 2007, En Latinoamérica y el Caribe se estima que la mortalidad materna es de 132 muertes por cada 100.000 nacidos vivos.

El compromiso de un Estado

Zúñiga destacó que investigaciones anteriores relacionadas a la mortalidad materna arrojan que las adolescentes en estado de embarazo que se suicidan son de “recursos económicos bajos o medios bajos” que no tienen apoyo de sus familiares, ni de sus maestros.

“El tema de la sexualidad en adolescentes y sus problematices asociadas al suicidio son una llamada de atención al Estado salvadoreño para reforzar los sistemas de educación integral en las escuelas, para reforzar la preparación de los maestros, para brindar una educación sexual científica basada en los grandes conocimientos que ya existen en la actualidad”, demandó Zúñiga.

Destacó que la importancia de la educación sexual y reproductiva, que “no se puede negar” en un país donde la situación es “alarmante” porque el 75 por ciento de violaciones sexuales denunciadas en el Instituto de Medicina Legal (IML) en 2010 fueron hacia adolescentes menores de 19 años y varias de ellas resultaron embrazadas.

El Minsal atendió en 2011 a 26.662 niñas y adolescentes embarazadas producto de los abusos sexuales.

En marzo pasado, Robert Valent, coordinador residente de la ONU para El Salvador, junto al representante de UNICEF, Gordon Lewis, externaron su preocupación ante la deserción escolar de niñas y adolescentes a causa de los embarazos producto de la violaciones sexuales.

Según el censo escolar realizado en 2010, 1.473 niñas y adolescentes abandonaron la escuela por esa causa. Ese mismo año se reportaron 24 casos de acoso sexual, actos contra la libertad sexual, maltrato físico y psicológico dentro de los centros de escolares. En todos los casos fueron hombres los victimarios.

Según Lewis, el hecho que abandonen la escuela las hace aún más vulnerables debido a que están dejando uno de los entes que en cierta medida las protege de seguir siendo víctimas de violaciones sexuales.

Además la ONU dio a conocer que en El Salvador han registrado 9.627 adolescentes entre los 16 y 19 años que trabajan como empleadas domésticas y esto las hace vulnerables a sufrir acoso o violencia sexual.

Escrito de Gloria Morán
 
Tomado y modificado el 15/06/12 a través de  Contrapunto en http://www.contrapunto.com.sv/cparchivo/derechoshumanos/buscan-prevenir-suicidio-en-adolescentes-embarazadas
Anuncios