Las jóvenes están propensas a padecer de cáncer de cérvix

En el hospital de Maternidad, los dos tipos de cáncer que más suelen detectarse en jóvenes, menores de 30 años, es el de ovario y mama, de otro tipo no suelen registrar.

En 2009 registraron 537 pacientes con la enfermedad, la mayor parte entre los 20 y 59 años (MINSAL)

El 70 por ciento de los tumores es benigno y el 30 por ciento maligno. De ese 30 % de casos, el 11 % es en pacientes jóvenes. La oncóloga Enma González explicó que en este grupo lo que más suele identificarse es cáncer de ovarios. “La mayoría viene a consultar por una masa de crecimiento pélvico abdominal, ese es su motivo de consulta; casi siempre la acompaña la mamá porque son pacientes que todavía dependen de la familia”, comentó la especialista.

En algunas ocasiones llegan por una sospecha de embarazo, debido al crecimiento en el vientre. Cuando estas personas consultan en una unidad de salud lo primero que se les indica en un ultrasonido, es ahí que identifican el tumor de ovario y son referidas al hospital de Maternidad. Solo este año, en el establecimiento han operado a seis jóvenes por esta afección. La oncóloga dijo que este problema generalmente se producen por alteraciones genéticas. En estos casos, una buena parte se diagnostican a temprana edad, la diferencia es que las mujeres rápidamente ven un crecimiento en la pelvis.

En estos grupos es menor el número de personas que mueren y a las que se les realiza una extirpación de los ovarios. En estas pacientes el tratamiento inicial es de cirugía, se trata de conservar el útero y el ovario para que puedan continuar con su vida normal de adolescentes y en un futuro puedan convertirse en madres.

El problema es cuando llegan en etapa avanzada, en estas circunstancias se le quita la matriz y quedan infértiles, pero en pocas ocasiones sucede. “En etapa avanzada hay que mutilar los genitales internos, eso es poco frecuente, se dan unos tres casos al año”, comentó la oncóloga.

En el país, según informes del Ministerio de Salud (Minsal), la primera causa de cáncer ginecológico es de cérvix, seguido del de mama. Según el Minsal, la incidencia de esta patología, al año, es de 45.6 por cada 100 mil mujeres y la mortalidad de 23.5.

Una de las recomendaciones para identificarla precozmente es la toma de la citología cada dos años, una vez se inicia la vida sexual. También está disponible en lo privado una vacuna que previene la afección.

Por Yamileth Cáceres / El Diario de Hoy

Nota tomada de:
http://www.elsalvador.com/mwedh/nota/nota_completa.asp?idCat=6364&idArt=6132007

 

Anuncios