¿DOLORES DE CABEZA?

         A casi todo el mundo le duele la cabeza de vez en cuando. En muchas ocasiones, esto tiene una causa bastante simple —como haber trasnochado, pasar demasiado tiempo al sol o el estrés de un examen importante. Pero algunas personas tienen dolores de cabeza frecuentes o duraderos.

Anatomía del color de cabeza

Aunque te dé esa sensación, lo que duele no es específicamente el cerebro. Este, en realidad, tiene la facultad de decirte cuándo te duelen otras partes del cuerpo, pero es incapaz de experimentar dolor.

En la mayoría de dolores de cabeza, lo que duelen son los nervios, vasos sanguíneos y músculos que cubren la cabeza y el cuello. A veces, los músculos o vasos sanguíneos se inflaman, se tensan o experimentan otros cambios que estimulan a los nervios circundantes o ejercen presión sobre ellos. Esos nervios envían mensajes de dolor al cerebro, lo que provoca el dolor de cabeza.

¿Qué causa el dolor de cabeza?

Hay muchas cosas que pueden desencadenar un dolor de cabeza. La mayoría de dolores de cabeza están relacionados con:

  • el estrés
  • la deshidratación
  • ver la televisión o mirar la pantalla de un ordenador durante demasiado tiempo seguido
  • la música fuerte
  • fumar
  • el alcohol
  • la cafeína
  • saltarse comidas
  • falta de sueño
  • un golpe en la cabeza
  • hacer un viaje largo en coche o autobús

Las siguientes infecciones también pueden desencadenar dolores de cabeza en algunas personas:

  • gripe
  • infecciones de los senos nasales
  • infecciones del aparato urinario
  • infecciones de oído

En algunos adolescentes, los cambios hormonales también pueden provocar dolores de cabeza. Por ejemplo, algunas chicas sufren de dolor de cabeza justo antes de tener el período o con cierta regularidad en determinados momentos del ciclo menstrual.

Las migrañas suelen ser hereditarias. De modo que, si uno de tus padres, un abuelo u otro miembro de la familia las padece, tienes más probabilidades de presentarlas (aunque esto no significa que tengas que presentarlas necesariamente). Hay ciertas cosas (denominadas desencadenantes) que se sabe que pueden desencadenar una migraña en personas predispuestas. Entre esos desencadenantes cabe mencionar determinados alimentos, el estrés, cambios en los patrones de sueño o incluso las condiciones climatológicas.

¿Cómo aliviar el dolor de cabeza?

La mayoría de los dolores de cabeza remiten si la persona descansa o duerme. Cundo te duela la cabeza, acuéstate en una habitación fresca, oscura y silenciosa y cierra los ojos. Puede ayudar ponerte un paño húmedo y fresco en la frente o sobre los ojos. Relájate y respira pausada y profundamente.

Si el dolor de cabeza persiste o es muy fuerte, tal vez prefieras tomar un analgésico de venta sin receta médica como el paracetamol o el ibuprofeno. Puedes comprarlo en cualquier farmacia con distintos nombres —y probablemente el farmacéutico también te podrá vender el medicamento genérico. Es una buena idea evitar tomar aspirinas para el dolor de cabeza, ya que pueden provocar una enfermedad muy poco frecuente pero peligrosa denominada síndrome de Reye.

Si tienes que tomar analgésicos de venta sin receta más de dos veces a la semana por el dolor de cabeza, o si resulta que esos medicamentos no te alivian el dolor, significa que deberías ir al médico.

Infografía: Revista amiga http://www.revistaamiga.com/Mujer/107618312020.htm
Información tomada de: TeensHealth  http://kidshealth.org/teen/en_espanol/enfermedades/headaches_esp.html#cat20017
Anuncios